El vino, candidato a ser considerado Patrimonio de la Humanidad

La Cultura del Vino, futura candidata para ser declarada Patrimonio de la Humanidad, marca el inicio de las Jornadas Europeas de Patrimonio (JEP) en el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco.

  • Por invitación del Consejo de Europa y la Comisión Europea, el 15 de septiembre se inauguró, en el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco, las Jornadas Europeas de Patrimonio, que se desarrollarán en 50 Estados signatarios del Convenio Cultural Europeo.
  • Al acto de apertura han acudido, entre otras autoridades nacionales e internacionales, el Sr. Don Fernando Benzo, Subsecretario del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; el Sr. Don Pedro Sanz, Presidente de La Rioja; el Sr. Andreas D. Mavroyiannis, Ministro Adjunto al Presidente para Asuntos Europeos, República de Chipre; la Sra. Doña Consuelo Vázquez, Secretaria General de la Comisión Española de la UNESCO en España); y D. Santiago Vivanco, Director de la Fundación y del Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco.
  • Este encuentro, que por primera vez reconoce explícitamente la importancia de la Cultura del Vino para la humanidad ha celebrado, además de encuentros privados, actividades abiertas al público: entre ellas, la inauguración de dos murales, inspirados en el vino, realizados por los artistas Carlos Corres y Carlos López Garrido; danzas tradicionales o un espectáculo pirotécnico.

La inauguración de las Jornadas Europeas de Patrimonio (JEP) por parte de diversas autoridades nacionales e internacionales, y Santiago Vivanco como anfitrión y director del Museo del Vino Dinastía Vivanco, referencia a nivel mundial, constituye el preámbulo a las miles de actividades que se desarrollarán a lo largo del otoño en Europa. Por primera vez en su historia, las Jornadas Europeas de Patrimonio (JEP), este año dedicadas al Paisaje y la Arquitectura Tradicional, se inician en un enclave único en el mundo.

Por primera vez desde que en 1991 se comenzaran a celebrar estas jornadas, se ha escogido un espacio dedicado al vino. Se reconoce así, de modo explícito, la creciente atención que el vino y su cultura despierta debido a la importancia de su contribución, desde tiempos inmemoriales, a la idiosincrasia europea y, por consiguiente, a la de la humanidad.

¿Qué son las Jornadas Europeas de Patrimonio?

Las Jornadas Europeas del Patrimonio (JEP) son una iniciativa cuyo objetivo es salvaguardar la riqueza y diversidad cultural europeas, a través de actividades encaminadas a concienciar y lograr el reconocimiento de este acervo por parte de la ciudadanía. Organizadas por el Consejo de Europa en colaboración con la Unión Europea, desde 1991 se celebran anualmente, durante el otoño, y en ellas participan los 50 Estados signatarios del Convenio Cultural Europeo. Exposiciones, conciertos, visitas gratuitas guiadas, actividades de puertas abiertas, rutas culturales, talleres y un sinfín de encuentros, convocan a cientos de miles de personas para celebrar este gran evento.

Se trata de un acontecimiento único de creciente relevancia que, año tras año, fomenta la comunicación intercultural y trata de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de proteger las diferentes manifestaciones del patrimonio en el Viejo Continente que, por su propia naturaleza, están amenazadas. Asimismo, se pretende favorecer la tolerancia entre las naciones para que respeten identidades minoritarias al tiempo que se refuerza un sentimiento de comunidad.

A nivel local, las Jornadas Europeas del Patrimonio brindan visibilidad a los patrimonios materiales e inmateriales de diferentes regiones y demuestran su papel en el desarrollo sostenible de las mismas, vinculado a la economía, el empleo, el conocimiento y la cohesión social. Para ello es imprescindible la colaboración activa de instituciones públicas y privadas y, cómo no, de todos y cada uno de los ciudadanos. En España, el Instituto del Patrimonio Cultural, en colaboración con las Comunidades Autónomas, es el encargado de coordinar las diferentes actividades.

Este año 2012, las JEP están dedicadas al Paisaje y la Arquitectura Tradicional. Con ellas se pretende mostrar cómo la configuración de nuestro entorno y la intervención humana en el mismo forma también parte del patrimonio que es necesario preservar. Y es precisamente aquí donde la viticultura adquiere todo su sentido y significado, ya que ha jugado un papel preeminente desde los albores de la historia. La Rioja, al igual que otras comunidades españolas, había participado en años anteriores en las JEP, con actividades en la Escuela de Patrimonio Histórico de Nájera o en el Monasterio de Suso de San Millán de la Cogolla… pero nunca con una actividad con la relevancia que nos ocupa o como anfitriona del inicio de estas Jornadas Europeas de Patrimonio.

El Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco, referente mundial.

El Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco (Briones, La Rioja) fue declarado en 2007 por la UNESCO el mejor de los cinco continentes. El compromiso personal y profesional de su director Santiago Vivanco, y de la Familia Vivanco, por investigar y divulgar la Cultura del Vino, recuperar tradiciones y dar a conocer esta riqueza cultural, han favorecido esta ocasión única, y sin precedentes, para reivindicar el papel del vino en la sociedad, la economía, las diferentes manifestaciones artísticas… Una herencia en la que Europa, y en concreto nuestro país, adquiere un indudable protagonismo.

La elección ha estado propiciada en gran medida por la asociación ACTE (Association for Culture and Tourism Exchange) cuya presidencia ostenta Santiago Vivanco desde abril de 2012.

La Cultura del Vino, Patrimonio de la Humanidad

Como preámbulo a la inauguración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, ayer 14 de septiembre se celebró un encuentro de ACTE (Association for Culture and Tourism Exchange), con el objetivo de presentar un Mapa de Museos del Vino. Además, el objetivo a largo plazo de estas sesiones es que, a instancias de ACTE, la Cultura del Vino sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Para ello ya se han dado los primeros pasos, gracias a la interrelación entre los diferentes museos del vino, embajadas, entidades y organismos, que se irán ampliando al resto de continentes. Todos los esfuerzos de la asociación y de su presidente, Santiago Vivanco, están dirigidos a presentar toda la documentación necesaria a finales de 2012 o en los primeros meses de 2013.

Sobre Dinastía Vivanco

Dinastía Vivanco está formada por Bodegas Dinastía Vivanco (vinos de Rioja), gestionada por Rafael Vivanco, enólogo que cursó sus estudios en Burdeos, por el Museo de la Cultura del Vino y por la Fundación Dinastía Vivanco (ambos liderados por Santiago Vivanco).

Pedro Vivanco, tercera generación de esta familia bodeguera y gran impulsor del proyecto, comienza a adquirir en los años 70 las primeras piezas museográficas, de toda índole, así como libros de diversas épocas y temática enológica. Hoy en día podemos hablar de una colección sin precedentes, que son el alma del Museo de la Cultura del Vino, referente mundial, y del Centro de Documentación del Vino Dinastía Vivanco. Entender esta colección privada supone conocer la tradición enológica de la familia Vivanco, que se remonta al año 1915. La pasión por el vino y el espíritu emprendedor siguen intactos década tras década y, ya en la tercera generación, se transforma en un deseo filántropo de dar a conocer todo lo que el vino simboliza, no sólo en el seno de esta familia bodeguera, sino en el arte y la cultura.

Bodegas Dinastía Vivanco

La familia Vivanco impulsó una nueva y moderna bodega que supone un referente en innovación enológica para la elaboración de vinos de calidad. La bodega se ha diseñado para maximizar en sus vinos el carácter natural y único de sus diferentes pagos y variedades. Bajo la dirección técnica de Rafael Vivanco, se elabora una gama de vinos modernos, atrevidos y con personalidad, que resume el carácter emprendedor e innovador de Bodegas Dinastía Vivanco.

Museo de la Cultura del Vino

El Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco es un lugar privilegiado por sus variadas colecciones, su moderna arquitectura, su ubicación en el corazón de La Rioja Alta, en España, y unas vistas que limitan con la azulada Sierra de Cantabria y la ciudad medieval de Briones. Inaugurado en el año 2004 por S.M. el Rey Don Juan Carlos, este Museo es uno de los más importantes del mundo gracias a una colección única vinculada al arte, la arqueología y la etnografía. Convertido en el principal atractivo turístico de La Rioja, este Museo ha recibido, entre otros reconocimientos, el primer premio al mejor proyecto enoturístico internacional, galardón otorgado en 2004 por The Global Network of Great Wine Capitals, en Melbourne, Australia. Así mismo, la Organización Mundial del Turismo otorgó en 2007 el Premio Especial del Jurado y ese mismo año la UNESCO lo declaró el mejor Museo de la Cultura del Vino a nivel mundial.

La Fundación Dinastía Vivanco

Íntimamente ligada a la Bodega, se ha creado, desde el más profundo amor al vino, la Fundación Dinastía Vivanco, cuya finalidad es investigar y difundir las prácticas de viticultura y enología, así como la rica herencia histórica y cultural que el vino ha generado a lo largo de los siglos. Cabe destacar que la Fundación ha creado un órgano de apoyo y asesoramiento, el Consejo General de Altos Patronos, que está integrado por destacadas personalidades de ámbitos tan diversos como la salud, la cultura, el arte, la gastronomía, la enología, la viticultura, la historia o la comunicación. Montserrat Caballé, Carmen Iglesias, Víctor García de la Concha, Valentín Fuster, Antonio López, André Tchernia y Ferrán Adriá, son los patronos de la Fundación Dinastía Vivanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *